en

Pilates: Moverse para fluir

01
Julio

Pilates es un método creado principalmente para rehabilitar las cualidades físicas perdidas y potenciar la energía vital del individuo: fuerza, flexibilidad, movilidad articular y balance muscular. Cuando un cuerpo es más elástico es más fuerte y permite que la energía corporal corra con mayor fluidez, atendiendo las necesidades básicas del cuerpo.

Un cuerpo fuerte y flexible ahorra energía y se mueve con más precisión y libertad.

El método Pilates tiene como objetivo mejorar tu movimiento y por lo tanto tu vida. Hay muchos libros sobre Pilates –algunos mejor preparados que otros– y se ha comercializado mucho con el tema, por lo que creo que lo mejor es buscar dentro de nosotros y empezar a movernos; sí, regresar a la esencia, cultivar los buenos hábitos, comer con equilibrio, realizar actividades físicas variadas, y todos los días si esto es posible. Enfoquémonos en divertirnos, nada de alto rendimiento, sintiendo lo que nuestro cuerpo nos dice. La naturaleza nos dio una gran fuente de energía que se encuentra dentro de nosotros: aunque esté cubierta como una cebolla, les aseguro que ahí la encontraremos.

No hay ningún nuevo aparato que nos dé el beneficio que Pilates puede darnos. El borrar el estrés que acumulamos minuto tras minuto no puede quitarse más que con movimiento. Por eso, "moverse para fluir " ha sido mi bandera durante años.

La rigidez muscular y articular son compañeros que los años nos traen, por eso es importante atenderlos como a las visitas: ¡siempre primero!

Empecemos con movimientos que podamos hacer cada día al levantarnos y antes de acostar y, por qué no, hasta en la playa.

Vamos a enfocarnos en las zonas más comunes de rigidez, cuello y columna, y en la respiración. ¿Por qué son las zonas más usuales en cargarse de estrés?

Veamos: la respiración es lo que primero afecta el estrés, endureciendo el pecho para resistir las actividades diarias; perdemos la conciencia de que el acto de respirar está ocurriendo y de que la vida comienza y termina con este acto fundamental. En el cuello se encuentra uno de los grupos musculares más cercanos al pensamiento y, si tomamos en cuenta que ocurren aproximadamente 800 pensamientos por minuto, toda esa información es absorbida por la musculatura del cuerpo y el cuello es el paso forzoso de la información neuromuscular que queda aquí atrapada.. Decía Josef Pilates que la edad de una persona se medía por la movilidad de la columna y tenía mucha razón: tengo alumnos de 81 años, más jóvenes que otros de 25.

La movilidad articular de la columna es fundamental para el funcionamiento óptimo de todo el cuerpo, toda la información nerviosa del cerebro es protegida por la columna y ésta debe ser flexible para no afectar también las conexiones nerviosas que van a todo el cuerpo.

Marcelo Micó | Pilates, Respiracion

© 2018 Marcelo Micó Pilates. Todos los derechos reservados.


Subtotal
$ 0